¿Qué son las carillas de composite y cuáles son sus ventajas?

Las carillas de composite han causado una revolución en el mundo de la estética dental. Se encuentran entre los tratamientos más solicitados por los pacientes ya que permiten mejorar la sonrisa con un procedimiento conservador y con el que no se talla el diente. 

El tratamiento con carillas dentales es uno de los más conocidos dentro de la estética dental. Su popularidad se debe, en cierta parte, a la creciente preocupación por la sociedad de lucir una dentadura armónica, alineada y brillante. Por otra parte, ofrece múltiples ventajas en cuanto a rapidez y resultados en el diseño de la sonrisa.

¿Qué son las carillas de composite? 

Las carillas de composite son unas finas láminas que se adhieren al diente para corregir defectos en la dentadura como puede ser el tamaño de los dientes, la posición o el color del esmalte y mejorar su apariencia. Por lo tanto, las carillas sirven para solucionar dientes torcidos, espacios entre ellos apiñamiento de las piezas, dientes con manchas o con tinciones por tetraciclina, tabaco o la tinción de algún alimento.

El composite es una resina moldeable que imita muy fielmente el tono de los dientes. Es capaz de adaptarse al color, tamaño y textura deseada en tus dientes de una forma muy natural. Hoy en día existen composites de última generación que pueden lograr efectos de translucidez y opalescencia, consiguiendo una total naturalidad en las carillas.

El composite es un material extremadamente resistente y, para hacernos una idea de su alta resistencia, basta con saber que es un material utilizado en la industria aeronáutica y espacial. El composite se compone de fibras de carbono, vidrio y boro, o en algunos casos, de cerámica.

Carillas de composite frente a las de porcelana

Como hemos dicho anteriormente, existen varios tipos de carillas, cada una con sus particularidades. 

Por una parte, las carillas de composite están pensadas para disimular imperfecciones puntuales como dientes pequeños o diastemas. Los especialistas prefieren utilizar este material para realizar correcciones sencillas o para realizar modificaciones en personas jóvenes, ya que el tratamiento con porcelana se recomienda utilizar una vez que el crecimiento se ha completado. Otra de las ventajas del tratamiento de carillas de composite es su rapidez, ya que se trata de un tratamiento que en solo una sesión ya estarán las carillas colocadas. Las carillas de porcelana sirven para corregir imperfecciones más severas y es un tratamiento que tarda más tiempo en realizarse.

Cabe destacar que ambos materiales son biocompatibles con el organismo y que no generan rechazo ni ningún tipo de reacción alérgica.

Ventajas de las carillas de composite

Las carillas de composite tienen numerosas ventajas con respecto a otro tipo de carillas. A continuación, repasamos las más destacadas.

Las carillas de composite se pueden añadir al diente sin que haya que tallarlo

Una de las principales ventajas a la hora de efectuar un tratamiento dental como este es el hecho de poder añadir las carillas al diente sin que haya que tallar el mismo. Esto es debido a que al ser un material muy adhesivo y moldeable podemos reconstruir la pieza como si de una escultura se tratase.

Son fáciles de reparar en el caso de que se produzca una fractura

Las carillas de composite son fáciles de reparar en caso de que se produzca una fractura, ya que se reparan en la misma clínica y no hay que enviarlas fuera, como ocurre en el caso de las carillas de porcelana. 

El tratamiento de las carillas de composite se realiza en una solo sesión

Otra de las ventajas del tratamiento de carillas de composite es su rapidez, ya que se trata de un tratamiento que estará listo y terminado con solo una sesión.

Se mimetiza muy bien con el color del esmalte

Una de las grandes preocupaciones del paciente al someterse a un tratamiento como este es el tono de la carilla. Es decir, el paciente quiere que sea un color natural para que quede parecido al color del esmalte. El composite es un material que se mimetiza muy bien y se consiguen grandes resultados.

La duración de las carillas de composite suele ser entre siete y diez años

Las carillas de composite duran bastante tiempo. Normalmente la duración es de entre siete y diez años, aunque hay que tener en cuenta que la duración también dependerá de los hábitos de cada paciente, de sus factores individuales y el cuidado que tenga de sus carillas. Tras este periodo se puede rehacer el trabajo sin dificultad alguna.

 

Las carillas de composite son un tratamiento muy rápido, son fáciles de reparar en caso de rotura y no se necesita tallar el diente natural. Siempre es necesario y recomendable llevar una buena higiene, cuidado y mantenimiento de nuestras carillas, es decir, contar con una higiene diaria correcta, mínimo 2 minutos y 2 veces al día, no utilizar tus dientes como herramientas para cortar, sostener objetos o abrir envases, prestar especial cuidado de no morder cosas alimentos muy duros y hacer una revisión dental al menos una vez al año.

Desde Carlos Saiz Smile, nuestro tratamiento estrella son las microcarillas dentales sin tallado dental. Si quieres tener más información sobre en qué consiste este procedimiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra página web.