Carillas y fundas dentales: principales diferencias

Elegir entre carillas y fundas dentales puede ser una elección difícil si no conocemos bien las ventajas de cada una y sus aplicaciones. Es común que muchas personas no sepan exactamente la diferencia entre ambos tratamientos. Por ello, la opción más acertada siempre es acudir a una clínica de estética dental y pedir consejos entre ambos tratamientos para así poder elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.

Desde Carlos Saiz Smile queremos explicarte qué son las carillas y las fundas dentales, explicando cuáles son las principales diferencias entre ambas. Esperamos que esta información pueda ayudarte a elegir cuál de las dos opciones es la que mejor se adapta a tus necesidades.

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son un tratamiento de estética dental en el que se colocan por encima de la cara delantera del esmalte de las piezas dentales unas pequeñas láminas de cerámica. Su aplicación abarca varias restauraciones estéticas, ya que puede modificar la forma o tamaño del diente para cubrir posibles fracturas o roturas y modificar el tono de las piezas dentales en caso de necesitar un blanqueamiento dental.

¿Qué son las fundas dentales?

Las fundas dentales son unas piezas que se encargan de imitar una pieza dental natural. La aplicación de este tratamiento se suele utilizar en casos en que el paciente ha perdido parte de la estructura de la pieza dental, para después poder tallarlo y colocar una corona o un implante. A nivel funcional, las fundas dentales pueden ser utilizadas para aplicaciones como corregir la alineación de piezas dentales, mejorar el tono de los dientes o corregir desperfectos estéticos.

Principales diferencias entre las carillas y las fundas dentales

A pesar de que ambos tratamientos sirven para solucionar y restaurar piezas dentales por posibles problemas bucodentales, existen grandes diferencias entre ellos. A continuación, vamos a hablar sobre estas diferencias para que puedas elegir la que más se adapte a tus necesidades.

La cobertura del diente

Una de las principales diferencias entre carillas y fundas dentales es la zona que ambas cubren de las piezas dentales. Mientras que las carillas dentales son unas láminas muy finas que se colocan por la parte delantera de las piezas dentales, las fundas dentales las cubren por completo, colocándose en su totalidad por encima de las piezas dentales.

Los materiales que se emplean, una de las diferencias entre las carillas y fundas dentales

Los materiales de los que están formados ambos tratamientos son muy dispares entre sí. A pesar de que ambos procedimientos son una solución definitiva, los materiales utilizados son muy diferentes, excepto en uno de los casos, ya que las carillas dentales se fabrican con porcelana y las fundas dentales, aunque también se pueden fabricar en porcelana, pueden emplearse para su fabricación otros materiales como el metal o el zirconio.

Las necesidades del paciente dependerá del uso de carillas o fundas dentales

Depende de las necesidades que tenga cada paciente, se puede elegir entre el tratamiento de carillas o fundas dentales. Ambos tratamientos se suelen utilizar para devolver una buena estética a una sonrisa, ya que pueden mejorar el color de los dientes u ocultar una fractura del esmalte. Sin embargo, las carillas se limitan a aplicaciones estéticas y las fundas dentales también pueden recuperar la función de una pieza dental.

Los dientes en los que pueden emplearse, otra de las diferencias entre las carillas y fundas dentales

A pesar de que las funciones que pueden ofrecer ambos tratamientos son en algunos casos parecidos, una gran diferencia entre ellos es su empleo según las piezas dentales afectadas. Mientras que las carillas solo se implementan en los dientes centrales, las fundas dentales se pueden colocar en cualquier pieza dental, incluyendo los molares o premolares.

El tratamiento previo que hay que realizar

Otra de las grandes diferencias que existen entre las carillas centrales y fundas dentales es la preparación previa a cada tratamiento. En el caso de las carillas dentales no es necesario ningún tipo de acción previa a su colocación sobre el esmalte. Sin embargo, en el caso de las fundas dentales es necesario eliminar parte del esmalte de las piezas dentales en las que se vayan a colocar. En la mayoría de casos, se trata de una reducción de espesor del esmalte hasta la dentina.

Los tiempos de tratamientos, otra de las principales diferencias entre las carillas y las fundas dentales

La colocación de las carillas dentales es un proceso inmediato en el que se colocan las láminas de porcelana y no es necesario una recuperación posterior. En el caso de las fundas dentales, en ocasiones se utilizan como medida provisional para la colocación de coronas antes de colocarlas de manera definitiva, tratándose de un proceso más largo.

 

Conocer bien las necesidades de tu salud bucodental y acudir a una clínica de estética dental como años de experiencia te dará la suficiente información para poder elegir entre estos dos tratamientos que, a pesar de tener muchos aspectos en común, hemos visto que también cuentan con importantes diferencias en las que tendrás que fijarte a la hora de tomar una decisión.