Técnica de barrido dental: ¿cuál es la más recomendable?

La salud dental es una parte esencial de su bienestar general. Los buenos hábitos de higiene bucal pueden prevenir las caries, las enfermedades de las encías y otros padecimientos. Por lo tanto, las consultas dentales regulares y los cuidados adecuados permiten asegurarte que tus dientes y encías se mantengan saludables por muchos años, motivo por lo que es necesario aplicar una técnica de barrido dental adecuada. Desde Carlos Saiz Smile te contamos cuál es la mejor.

Para cepillarse los dientes de forma correcta podemos seguir cualquiera de las técnicas propuestas por los profesionales. Todas las técnicas de barrido dental tienen que seguir un orden en el cepillado y hacerlo sin prisas, procurando llegar a todos los rincones, incluida la línea de la encía y la lengua.

¿Qué es el barrido dental?

Un barrido dental es una técnica para lavar los dientes y tener una buena higiene bucal. Se recomienda que el cepillo se coloque de manera perpendicular al eje dental y ejerciendo una presión ligera sobre las encías. Se efectúan movimientos de giro de muñeca de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo, de manera que el cepillo barre sobre la parte externa de la dentadura.

Lograr que tu boca esté siempre limpia y saludable es un hábito muy fácil de conseguir y mantenerla en ese estado también lo es, ya que una rutina sencilla puede ayudar a prevenir la mayoría de los problemas dentales. Para realizar una técnica de barrido dental se recomienda:

Técnica de barrido dental: descubre cuál es la mejor 

Existen diferentes técnicas de barrido dental para mantener tu boca siempre sana. Hay personas que prefieren unas técnicas u otras. A continuación, explicaremos en qué consisten cada una de estas técnicas para que conozcas las diferentes maneras de mantener una higiene dental:

Técnica de Bass

En esta técnica de barrido dental dental consiste en colocar el cepillo en ángulo de unos 45 grados entre el diente y la encía, luego se realiza un movimiento horizontal para eliminar la placa bacteriana. Para las caras internas de los dientes incisivos superiores e inferiores, se cepilla verticalmente con el cepillo. La superficie de masticación de los molares y premolares se cepilla por medio de movimientos de frotamiento hacia adelante y atrás.

Técnica de Fones, la técnica de barrido dental que consiste en la rotación

La técnica de Fones consiste en cepillar los dientes superiores deslizando el cepillo hacia abajo y los dientes inferiores hacia arriba, de manera que los costados de las cerdas cepillen tanto la encía como los dientes en un movimiento rotatorio. Esta técnica de barrido dental es la más recomendada para enseñar a los niños.

Técnica de Charters, otra técnica de barrido dental

En la técnica de Charters, el cepillo se coloca a 45 grados respecto del eje mayor del diente y las cerdas del cepillo se dirigen hacia la parte más alejada de la encía de los dientes. Las cerdas se fuerzan para que penetren en el espacio que está entre los dientes con un ligero movimiento rotatorio desde la zona de masticación hacia la encía.

Las superficies en las que se mastican se limpian con un movimiento rotatorio ligero. En la cara interna de los dientes anteriores, el cepillo se coloca verticalmente y trabajan solo las cerdas de la punta.

Esta técnica de barrido dental es muy eficaz cuando la zona de encía que se encuentra entre diente y diente es más plana, dejando un espacio entre ellos, ya que permite la penetración de las cerdas.

Técnica de Stillman, considerada como la mejor técnica de barrido dental

La técnica de Stillman es considerada como la mejor técnica de barrido dental según el Consejo General de Dentistas en España.

Se trata de una técnica de barrido dental que incorpora frotamientos específicos para poder alcanzar metas específicas en nuestra boca. Está pensada para lograr una limpieza a fondo y completa de los dientes, remover la placa y estimular las encías. Frecuentemente la utilizan pacientes con recesión gingival progresiva. 

Para realizar esta técnica de barrido dental, se posicionan las cerdas del cepillo a unos 45 grados de inclinación respecto a las encías sosteniendo el cepillo en la línea de la encía y apuntando hacia la raíz del diente. Después, se realiza un movimiento vibratorio y en círculos para limpiar la superficie del diente y se consigue que las cerdas vibren suavemente contra la línea de la encía y movemos el cepillo hacia el extremo oclusal. Se debe repetir el frotamiento 5 veces haciendo una presión ligera y con un cepillo con cerdas suaves.

Además de poner en práctica alguna de estas técnicas de cepillado dental, es conveniente no olvidarse del cepillado lingual que consiste en colocar el cepillo dental cerca de la parte media de la lengua con las cerdas en dirección a la garganta y llevar el cepillo hacia adelante en un movimiento de barrido durante 7 veces. Además, muchos expertos recomiendan que el tiempo necesario para conseguir una limpieza eficaz es de 3 minutos como mínimo. También, para garantizar la eficacia de las cerdas, es conveniente cambiar el cabezal del cepillo cada 2-3 meses o cuando se observe que las cerdas se han deformado y ya no ofrecen resistencia.