Mitos sobre la salud dental

Mitos sobre la salud dental que son falsos

A lo largo de la historia se han difundido muchos mitos sobre la salud dental que son falsos y que solamente buscan confundir a la población. Con el objetivo de mejorar la prevención y el cuidado, debemos conocer cuáles son los mitos más difundidos y cómo pueden afectar a la salud de nuestros dientes y encías.

La prevención, la calidad de los productos que utilizamos y las visitas diarias al dentista suponen un gran paso adelante en el campo de la salud bucodental en general. El desarrollo de sistemas tecnológicos para el diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades bucodentales ha propiciado la mejora de la salud bucodental en España. 

¿Cuáles son los principales mitos sobre la salud dental que no son ciertos? 

A continuación, te contamos cuáles son los principales mitos sobre la salud dental que son falsos y que debes conocer. 

Tener los dientes blancos es sinónimo de tener los dientes sanos

Cuando una persona tiene los dientes blancos no siempre es un signo infalible de buena salud bucal. El color natural de los dientes puede variar ligeramente, sobre todo a medida que nos hacemos mayores. El hecho de que los dientes sean blancos no significa que se pueda evitar visitar al dentista.

Usar hilo dental no es necesario, uno de los principales mitos sobre la salud dental

Cuando piensas en la higiene bucal, inmediatamente piensas en cepillarte los dientes, mientras que al hilo dental se le da menos importancia. Sin embargo, aunque el cepillado ayuda a limpiar la superficie de los dientes, todavía hay zonas a las que no se puede llegar, en cuyo caso hay que usar hilo dental. Por tanto, decir que su uso no es necesario es uno de los mitos sobre la salud dental más destacados.

La mala salud dental es hereditaria

Aunque existe una predisposición genética a la estructura y anatomía de los dientes, la probabilidad de desarrollar caries, periodontitis y otras enfermedades orales está asociada con la prevención. No hay forma de heredar una predisposición a la mala salud bucal o al uso de implantes y prótesis dentales, por lo que este es otro de los mitos sobre salud dental. La prevención es el procedimiento más sencillo, eficaz y económico con los mejores resultados a largo plazo. 

Las limpiezas estropean el esmalte, otro de los mitos sobre la salud dental

Una buena higiene bucal nunca dañará tu esmalte. Además, la rapidez con la que crece la tecnología, permite eliminar el sarro para prevenir enfermedades mientras el esmalte permanece intacto.

Si no hay dolor en las encías no se necesita tratamiento

La prevención es la forma más eficaz de diagnosticar y tratar cualquier tipo de enfermedad dental. Las visitas regulares al dentista pueden mejorar la prevención de enfermedades dentales y de las encías, por lo que decir que si no hay dolor o síntomas no hay que acudir a un profesional de la odontología es otro de los mitos sobre la salud dental que se han ido construyendo con el paso del tiempo. 

Es mejor no cepillarse los dientes para que las encías no sangren, entre los mitos sobre la salud dental

Tus encías sangran por enfermedad, no por cepillarte los dientes, algo que nunca debes dejar de hacer.

Con el paso de los años es normal perder dientes

Este es uno de los mitos sobre la salud dental que no son del todo ciertos. Hay muchas personas mayores que pierden los dientes indirectamente debido a la edad pero, con el paso de los años y sin una buena higiene bucal, los dientes se irán viendo afectados y se caerán poco a poco.

Si el cepillado es más fuerte los dientes quedarán más limpios, otro de los mitos sobre la salud dental

Cepillarse demasiado fuerte o un cepillo con cerdas muy duras puede dañar los dientes al erosionar parte del esmalte, provocando caries y retracción de las encías.

Es recomendable cepillarse los dientes justo después de comer, entre los mitos sobre la salud dental

Este es otro de los mitos sobre la salud dental que no son ciertos porque, después de comer, el nivel de pH en la boca cambia, lo que significa que el ácido presente puede dañar el esmalte dental.

 

Tal y como hemos podido comprobar en este post, hay una gran cantidad de mitos sobre la salud dental que no son ciertos y así lo hemos demostrado. Estos se originaron hace tiempo cuando no todos tenían acceso a un dentista o las pautas de higiene oral no se conocían o no se aplicaban. 

¿Cuentas con una buena salud bucodental y quieres utilizar un tratamiento de estética dental?  En Carlos Saiz Smile podemos ayudarte. Nuestra clínica de estética dental en Barcelona está ubicada en una de las avenidas más famosas de la ciudad, en el Paseo de Gracia nº16 y además contamos con otra en Carrer del Duero nº2-4. También nos puedes visitar en nuestra clínica de estética dental en Madrid que se encuentra en plena Gran Vía, nº26. ¡No lo dudes más y pide tu cita ya!