Blanqueamiento dental con férulas: descubre en qué consiste

Cada vez son más las personas que le dan mucha importancia tanto a la salud dental como a la estética de su dentadura. Todo el mundo quiere tener unos dientes blancos y perfectamente colocados para que su sonrisa sea radiante. Ciertos tratamientos como el blanqueamiento dental con férulas ya han impactado de forma muy positiva en millones de personas y son altamente demandados en el mercado entre las intervenciones estéticas. Cada vez es más normal ver a una persona con tratamientos de este tipo.

Concretamente, el blanqueamiento dental con férulas es un método rápido y efectivo con el que se conseguirá una dentadura sana y blanca. Este tratamiento mejora en muy poco tiempo la estética de los dientes, consiguiendo un aspecto más brillante que dura muchos años. Por ello, los pacientes que desean una sonrisa más joven y saludable optan por este procedimiento, que está supervisado por un profesional.

¿En qué consiste el blanqueamiento dental con férulas? 

El blanqueamiento dental con férulas consiste en la aplicación de un gel en el interior de unas férulas que posteriormente se colocarán en los dientes. Es recomendable hacerlo por las noches.

En la actualidad existen muchos tratamientos en el mercado para realizar en el propio domicilio, como es el caso del blanqueamiento dental con férulas. Constan de una férula, una jeringa con agente blanqueador (generalmente un gel de peróxido de carbamida o de hidrógeno) y en algunos casos de una fuente lumínica para la fotoactivación del mismo.

No obstante, hay que señalar que es necesario que el tratamiento blanqueador se realice bajo la supervisión de un profesional para obtener los resultados y la eficacia deseados y esto es así por varias razones. La primera de ellas porque es necesario que se realice un tratamiento de este tipo sin que haya caries, enfermedad periodontal o acumulación de sarro en los dientes, por lo que hay que realizar una revisión previa y la corrección de los problemas dentales que pudieran existir. Asimismo, los agentes blanqueadores pueden producir sensibilidad dental, por lo que el profesional es el más capacitado para calibrar la concentración del producto y el tiempo de aplicación en función de las características de cada paciente. Finalmente, el odontólogo puede proporcionar al paciente una férula hecha a medida, que se ajustará perfectamente a los dientes y, consecuentemente, optimizará la aplicación del agente blanqueador.

Es por esto, por lo que el blanqueamiento dental con férulas tiene una primera parte que se realiza en la clínica para realizar una revisión completa de la boca y así poder detectar y solucionar posibles problemas como caries. En esta primera visita también se tomarán una serie de fotografías del estado inicial de los dientes del paciente y unas impresiones para fabricar unas férulas personalizadas. Una vez solventados estos inconvenientes, o si la boca del paciente está sana, se comienza con el blanqueamiento que continuará realizándose en casa por el paciente con el kit de blanqueamiento que se le entregará y se irá haciendo un seguimiento para ver cómo avanza el tratamiento, si se está realizando correctamente y si se obtienen los resultados esperados.

El tiempo de duración del tratamiento puede oscilar entre dos y seis semanas, dependiendo del tiempo de aplicación diario del tratamiento (de una a tres horas).

Recomendaciones a la hora de realizar el tratamiento dental con férulas

El blanqueamiento dental con férulas aclarará durante años el tono de los dientes. Pero es importante saber que los efectos dependen también en cierta medida de los hábitos de vida. Por ejemplo, una persona que consume a menudo alimentos con una alta tinción o que fuma puede ver disminuidos los efectos. Y no solo eso, sino que el esmalte del diente responde de diferente manera en función de cada persona. A pesar de esto, siempre tendrá los dientes más blancos que si nunca se hubiera hecho el tratamiento. 

En el momento en el que se realiza el tratamiento también se recomienda conservar las jeringas de gel en frío y cepillarse los dientes antes de colocar las férulas para conseguir unos resultados mucho mejores o en menor tiempo.

¿Cuándo utilizar el blanqueamiento dental con férulas frente a otros blanqueadores? 

El blanqueamiento dental con férulas es ideal para aclarar las manchas de los dientes que han aparecido con el paso de los años o que tienen ese tono natural. Para otros tipos de manchas dentarias más intensas, como las del tono grisáceo que da el tratamiento prolongado con tetraciclina, es necesario recurrir a otras opciones de tratamiento como son las carillas o coronas que se adhieren al diente. 

 

También existe el blanqueamiento con láser, el cual tiene muy buenos resultados y dura más. Pero tiene la desventaja de que, al ser una luz caliente, aumenta más la sensibilidad en los dientes, cosa que no es así con el blanqueamiento dental con luz LED.

 

Realizar un blanqueamiento dental en casa sin la supervisión y recomendaciones de un especialista puede causar un posible daño a las piezas dentales si se utiliza el blanqueamiento dental con férulas o cualquier otro tipo en altas concentraciones. No todas las manchas ni oscurecimientos dentales son eliminados o mejorables a través del blanqueamiento dental y pueden requerir de otros tratamientos como el uso de carillas dentales. Desde Carlos Saiz Smile estamos dispuestos a ayudarte y asesorarte con tu tratamiento de blanqueamiento dental y cuál es el que mejor se adapta a ti.